Newsletter de Wallace III

El pequeño Danionella cerebrum
El pequeño Danionella cerebrum 📷 Britz, Conway & Rüber

📜 Estas son las noticias y artículos destacados del mes de octubre. Si quieres recibir semanalmente la Newsletter de Wallace en tu correo, puedes suscribirte a través de este enlace. Solo tienes que poner tu correo y ¡listo! Recibirás en tu bandeja de entrada la newsletter 😀

La actualidad científica de esta semana gira en torno a los premios Nobel. En esta newsletter quiero destacar el premio de Física otorgado a los investigadores Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi. Según la Real Academia Sueca, la medalla ha sido concedida  “por sus contribuciones pioneras a nuestra comprensión de los sistemas complejos”. Con permiso de Parisi, cuyo descubrimiento de patrones ocultos en materiales complejos desordenados le ha valido este reconocimiento internacional, la entrega de este galardón a Manabe y a Hasselmann es importante ya que remarca la solidez que hay detrás de los estudios sobre el cambio climático. Nuevamente, así lo ha expresado la Real Academia Sueca al indicar que ambos han sido seleccionados “por la modelización física del clima de la Tierra, la cuantificación de la variabilidad y la predicción fiable del calentamiento global”. Brevemente, gracias a su trabajo en la década de 1960, Manabe desarrolló modelos físicos del clima terrestre que ayudaron a demostrar cómo el aumento de la concentración de dióxido de carbono atmosférico conlleva un incremento de temperatura. Por otro lado, las investigaciones de Hasselmann permitieron crear modelos para estudiar la relación entre el tiempo atmosférico y el clima*. Además, fue pionero en identificar las “huellas dactilares” de las actividades humanas en el clima, logrando diferenciarlas de las naturales y demostrando, por tanto, la implicación humana en la crisis climática. En esta noticia de la Agencia SINC podéis leer más sobre el tema 👉  Nobel de Física 2021 para la comprensión de los sistemas complejos, como el clima

* Aunque parezcan lo mismo, clima y tiempo atmosférico son cosas distintas. Para una explicación rápida del tema, recomiendo esta genial explicación de Neil deGrasse en la serie Cosmos.

🐟 La comunidad científica tenía delante de sus narices una nueva especie y nadie se había dado cuenta. El pez Danionella translucida es tan pequeño, no mide más de 1,1 cm de largo, que cuando fue descubierto se postuló entre los peces más pequeños del mundo. Además el aspecto transparente y un cráneo incompleto, que permite ver su cerebro, lo habían catapultado hasta los laboratorios para convertirse en organismo modelo para estudios de neurociencia. O al menos eso creíamos. Resulta que la identidad del susodicho pez era otra y lo más sorprendente es que aún no estaba fichado por la ciencia. En realidad, diferenciar uno de otro es bastante complicado. Para resolver el acertijo hace falta un análisis de sus entrañas, pruebas moleculares y un buen ojo de ictiólogo. Esto es lo que han hecho sus descubridores, que explican así el suceso en la revista Nature: “Aquí mostramos que el organismo que se ha introducido como un organismo modelo prometedor para la investigación neurofisiológica no es D. translucida, sino una especie no descrita, que describimos en detalle como una nueva especie”. La han bautizado como Danionella cerebrum, en honor a su papel en la investigación científica.  Lo cuentan en este artículo de Futurity 👉 Translucent, fingernail-sized fish is a brand new species

🌳 Desde la ciudad portuaria de Douala, situada en la costa de Camerún, comerciantes chinos están pagando a la población local para que les suministren con maderas exóticas. Concretamente, codician la madera de zebrano (Microberlinia bisulcata). Debido al veteado claro y oscuro, que recuerda al pelaje de una cebra, su madera se ha convertido en una maldición que amenaza con borrarlo de la faz de la Tierra. La UICN ya lo catalogó como especie en peligro crítico de extinción, pero su comercio se sigue produciendo al no aparecer en el tratado CITES. Uno de sus últimos reductos se concentra en el bosque de Ebo, lugar que está siendo asediado por la tala ilegal, la dejadez de las administraciones y los conflictos civiles. Según estiman expertos del país, desde el bosque de Ebo salen cada mes dos toneladas de madera de zebrano. Un material que en el mercado tiene actualmente el valor de 600 $ por cada tonelada. En este artículo de Mongabay hablan sobre la situación de esta especie en Camerún y los esfuerzos por salvarla de la extinción. 👉 Illegal logging threatens rare Cameroonian hardwood with extinction

Paradoryphoribius chronocaribbeus, un tardígrado atrapado en ámbar
Paradoryphoribius chronocaribbeus, un tardígrado atrapado en ámbar 📷 Ninon Robin

🔍 Además de su archifamosa resistencia, los tardígrados han vivido en la Tierra desde hace millones de años. Vieron el colapso del reino de los dinosaurios o el alzamiento de las plantas sobre los continentes. Aún así, el registro fósil de sus antepasados es muy escaso. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que estas criaturas suelen rondar los 0,5 mm de longitud. Por tanto, encontrar el fósil de un tardígrado es una tarea ardua y casi imposible. De hecho, solo han sido descubiertos dos… Hasta ahora. En una pieza de ámbar dominicano perteneciente al Museo Americano de Historia Natural​ han hallado el diminuto fósil de un tardígrado. El desdichado animal quedó atrapado durante el Mioceno, hace 16 millones de años, junto a un grupo de hormigas. Según sus descubridores, está tan bien conservado que se pueden apreciar detalles de las piezas bucales, de la anatomía del intestino y de sus pequeñas garras, las cuales son de 20 a 30 veces más finas que un cabello humano. La especie ha sido bautizada con el nombre de, no lo leáis en alto, Paradoryphoribius chronocaribbeus. En este comunicado de prensa hablan sobre el descubrimiento 👉 “Once-in-a generation” tardigrade fossil discovery reveals new species in 16-million-year-old amber

🐌 En 1966, un chico de Florida trajo consigo tres ejemplares de caracoles gigantes africanos (Achatina fulica) que había conseguido en Hawái. Su abuela decidió liberarlos en el patio de casa, donde iniciaron una invasión biológica. En 1975 se logró erradicar al molusco… pero la especie volvió en 2011. Tres años después, los alrededores de una casa en la ciudad de Davie se convirtieron en un nuevo foco de invasión. Además de su capacidad para comer todo tipo de plantas, dichos caracoles portan un parásito que puede causar meningitis en humanos. También les gusta merendar paredes de estuco. Por todos estos motivos, se inició un nuevo programa de erradicación donde incluso han usado perros para olfatear a las criaturas. Según han informado las autoridades del estado, desde 2011 han sido capturados más de 168.000 caracoles. El último fue visto en 2017. Tras esperar un tiempo prudencial, y cruzando los dedos, desde el gobierno del estado han anunciado que el caracol gigante africano ha sido erradicado de Florida… Por segunda vez. Lo cuentan en esta noticia de Phys.org 👉 Florida eliminates giant snail that can eat houses

🌺 Se estima que, alrededor del mundo, unas 175.000 especies de plantas con flores o angiospermas dependen en gran medida, o completamente, de los animales para producir semillas. Una alianza que comenzó hace millones de años y que explica en parte el éxito evolutivo de las angiospermas. Sin embargo, apostando por esta estrategia corres el riesgo de sucumbir si tus aliados, entre los que cabe destacar esa coalición de insectos que van desde las abejas hasta los escarabajos, empiezan a escasear. La extinción de los polinizadores, debido a diversos impactos humanos, es una de esas pesadillas ecológicas que preocupan a la comunidad científica y que se ha insertado en la mente del gran público a base de titulares. 

🐝 Sin embargo, también se ha señalado que estas plantas podrían sobrevivir gracias a la autofertilidad. Una suerte de plan B mediante el cual pueden producir descendencia por su propia cuenta, usando mecanismos como, por ejemplo, la autofecundación. ¿Hasta qué punto sería viable esta salida? Un equipo de investigación internacional, con la participación de científicos de los cinco continentes, se propuso responder a esta incógnita. Llevaron a cabo un estudio para analizar experimentos realizados con 1174 especies de angiospermas de todo el mundo. Sus hallazgos son preocupantes: “sin polinizadores, un tercio de las especies de plantas con flores no producirían semillas y la mitad sufriría una reducción del 80% o más en la fertilidad”. Un resultado funesto que nos recuerda la necesidad de trabajar en la conservación de este antiguo pacto entre el reino vegetal y animal. Lo cuentan en este artículo de The Conversation 👉 Biodiversity depends on pollinators: a first estimate of how many plants rely on animals

🌊 Cada año, a nivel mundial, se fabrican 400 millones de toneladas de plástico. Parte de esta producción acaba contaminando ecosistemas, en especial los marinos. Desde el año 2020, se ha reportado que alrededor de 180 especies de aves marinas en todo el mundo han ingerido plástico. Algunos estudios han pronosticado que para 2050 el 99% de las especies de aves marinas habrán ingerido plásticos. La radiografía académica y mediática de este impacto es enorme, pero la comunidad científica aún desconoce cuáles son todas las aristas del problema. Una de las incógnitas que sobrevuelan es el comportamiento de los aditivos añadidos a los plásticos y su capacidad para bioacumularse en el tejido de los animales. Según un estudio internacional, hasta el 52 % de las aves marinas de la isla de Gough (en el Atlántico sur), la isla Marion (cerca de la Antártida) Hawái y Australia Occidental acumulan estas sustancias en sus cuerpos, cuyos efectos en la salud aún se desconocen. La investigación se realizó tomando muestras de la glándula uropígea, situada en la base de la cola, la cual secreta aceite para el acicalamiento de las plumas. Lo cuentan en este comunicado de prensa 👉 The unknown consequences of plastic’s legacy, found in seabirds around the world

🦀 Según una investigación llevada a cabo en Escocia, los bueyes de mar (Cancer pagurus) podrían verse afectados por los cables submarinos asociados a los parques eólicos. Han llegado a dicha conclusión tras realizar un estudio en laboratorio con estos cangrejos. Los resultados indicaron que con bajos niveles de electromagnetismo, los crustáceos se sentían atraídos hacia la fuente y se quedaban paralizados, o hipnotizados si se prefiere usar la metáfora, en el lugar. Mientras que con niveles superiores registraron cambios en la composición de las células sanguíneas. Este impacto podría tener efectos en la migración de la especie y en su biología, así como traducirse en consecuencias para los ecosistemas marinos y la economía que depende de su pesca. Tal y como resaltan los autores en el artículo publicado en Journal of Marine Science and Engineering, los resultados destacan “la necesidad de realizar mediciones in situ confiables” para evitar que la descarbonización de la economía se convierta en otro quebradero de cabeza. Lo cuentan en esta noticia de The Guardian 👉 Mesmerised brown crabs ‘attracted to’ undersea cables

❄️ La Last Ice Area es una gran extensión de hielo marino situada entre el norte de Groenlandia y la isla de Ellesmere, frente a la costa del norte de Canadá. La capa de hielo abarca millones de kilómetros cuadrados y puede alcanzar los 5 m de espesor. En mayo de 2020 se detectó un polinia, un espacio abierto de agua rodeado de hielo marino, del tamaño del estado de Rhode Island. Desde entonces, se ha documentado cómo ha crecido hasta ser una grieta de 3.000 km en el hielo ártico. Según Kent Moore, investigador de la University of Toronto Mississauga y encargado de la investigación, “nadie antes había visto una polinia en esta área”. Este evento es otro ejemplo de los rápidos cambios que está sufriendo el Ártico por causa del calentamiento global. Lo cuentan en esta noticia de Phys.org 👉 Scientists discover large rift in the Arctic’s last bastion of thick sea ice 

Cretapsara athanata, un cangrejo atrapado en ámbar.
Cretapsara athanata, un cangrejo atrapado en ámbar 📷 Xiao Jia (Longyin Amber Museum)

🦀 En muy raras ocasiones, los fósiles encerrados en ámbar nos permiten echar un vistazo a la fauna acuática del pasado. Lo normal es que, al ser un material que surge de la resina de los árboles, los seres que queden atrapados sean terrestres. Pero Cretapsara athanata, un pequeño cangrejo de 5 mm de longitud encontrado en ámbar birmano, es el increíble ejemplo de que siempre existen excepciones. Su descubrimiento, realizado por un equipo internacional de científicos, supone la descripción del cangrejo de aspecto moderno más antiguo conocido y el cangrejo fósil más completo jamás descubierto. Javier Luque, uno de sus descubridores, lo ha expresado con estas palabras: “El ejemplar es espectacular, es único. Está absolutamente completo y no le falta ni un solo cabello en el cuerpo”. En efecto, en esta pieza de ámbar se han conservado tejidos, antenas, piezas bucales revestidas con pelos finos y branquias.

🦀 Su hallazgo arroja luz sobre la Revolución Cretácica del Cangrejo, un periodo en el que los cangrejos experimentaron una gran diversificación en todo el mundo. En este tiempo, aparecieron los primeros grupos modernos mientras otros fueron desapareciendo. Pero C. athanata plantea otras dudas. ¿Cómo acabó el pequeño crustáceo envuelto en resina? Los investigadores creen que debía ser un animal acuático o semiacuático, el cual podía hacer incursiones en tierra. Concretamente, piensan que se trata de un ejemplar juvenil y que la especie habitaba en agua dulce. Incluso plantean la hipótesis de que migrase a través de la tierra* o que pudiera trepar por los árboles. Podéis leer más sobre esta noticia aquí 👉 International team of researchers discover first dinosaur era crab fully preserved in amber.

🐜 ¡Bola extra! En la actualidad existen cangrejos terrestres que migran a través de los bosques. Hablé sobre ellos hace tiempo en Myrmarachne 👉 Los cangrejos del bosque

🌊 El Continuous Plankton Recorder es uno de los programas de seguimiento de la biología marina más antiguos que aún continúan en activo. Este proyecto lleva desde 1931 siguiéndole la pista al plancton de océanos y mares de todo el mundo. Gracias a esta labor se logró demostrar que, debido al cambio climático, desde la década de 1950 las especies de copépodos que podemos encontrar en el Atlántico norte han cambiado. La migración hacia los polos de organismos marinos propios de zonas más cálidas es algo con lo que cuenta la comunidad científica. Sin embargo, no está claro el grado de impacto que supondrá la llegada de nuevas especies. Por ello, científicos de Suiza han analizado los mapas de distribución para más de 860 especies de fitoplancton y zooplancton, creados mediante estudios estadísticos y modelos climáticos. Sus conclusiones son que las especies más pequeñas sustituirán a las de mayor tamaño, lo cual podría tener consecuencias en toda la cadena trófica (estos minúsculos seres son la base de los ecosistemas marinos) e incluso en el secuestro de carbono. Tenéis más detalles en este comunicado de prensa 👉 Plankton head polewards

🐢 Los percebes son, quizás, los crustáceos más extraños del mundo. En su etapa como larva, nadan libremente mientras buscan un sustrato al que aferrarse. Una roca, el caparazón de una tortuga, la piel de una ballena o incluso el casco de un barco son buenos candidatos para convertirse en su hogar. Desde allí, tan solo tendrán que dedicarse a filtrar el menú y resignarse a una vida sésil… O tal vez no. Desde la década de 2000, se ha documentado cómo la especie Chelonibia testudinaria, la cual vive sobre el caparazón de tortugas marinas, puede moverse para buscar los lugares donde hay un mayor flujo de agua. Es decir, en la parte central delantera del reptil. Aunque su movimiento puede parecernos de una lentitud exasperante: 1,4 mm por día, 7 mm en tres meses o, en lo que deberíamos considerar el Usain Bolt de los percebes, 8 cm en un año. Lo cuentan en esta noticia de Science 👉 It moves! Supposedly immobile barnacles can ‘surf’ across turtle shells

🦛 En anteriores newsletter, ya hemos hablado sobre el posible proyecto para esterilizar a los hipopótamos que están invadiendo Colombia. Recordemos que estos animales llegaron al país gracias a Pablo Escobar y que se estaba barajando la posibilidad de esterilizar a los animales con la vacuna GonaCon, desarrollada en Estados Unidos y probada con eficacia en ciervos. Pues bien, la CORNARE (Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare) ha anunciado la puesta en marcha de este plan. De momento, han vacunado a 24 hipopótamos de los aproximadamente 80 que hay registrados (es probable que la población ronde en torno a los 100). Esta medida no es la solución definitiva, pero permite controlar la población sin tener que recurrir a las costosas intervenciones quirúrgicas. Seguiremos atentos al desarrollo de esta historia. Podéis leer más sobre esta noticia aquí 👉 Esterilizan a los primeros 24 hipopótamos de Pablo Escobar en Colombia 

🐘 Desde el año 1977 hasta 1992, Mozambique sufrió una guerra civil devastadora donde murieron más de un millón de personas. Durante este tiempo los elefantes se enfrentaron a una enorme caza furtiva, practicada por aquellos que codiciaban sus colmillos para financiar el conflicto. Según un reciente estudio, publicado en Science, la matanza selectiva de elefantes por su marfil ha desembocado en la evolución de la población del Parque Nacional Gorongosa: ahora nacen más hembras sin colmillos. Este dramático ejemplo de evolución rápida podría suponer un contratiempo para su conservación. La mutación “sin colmillos” es letal para los elefantes machos. Además las hembras sin colmillos cambian el tipo de plantas que comen, un aspecto cuyas consecuencias ecológicas aún se desconocen. Podéis leer más sobre este estudio aquí 👉 Ivory hunting drives evolution of tuskless elephants

💀 Encajar las piezas del puzzle de la evolución humana es apasionante, pero también puede dar muchos dolores de cabeza. Entre los escollos de esta empresa, encontramos la misión de definir las especies del género Homo en base a pruebas fósiles y restos de genes polvorientos. Uno de los nudos gordianos, que ha mantenido con el ceño fruncido a los paleontólogos y paleontólogas de todo el mundo, es la identidad de las especies que habitaron África y el sur de Europa durante el Pleistoceno medio. Tradicionalmente, los fósiles que datan de esta época se han considerado como H. heidelbergensis o H. rhodesiensis. Sin embargo, existe cierto debate académico sobre cómo encajar las piezas halladas y dibujar con ellas este pasaje concreto de nuestra evolución. Por ello, un equipo internacional de investigadores, dirigidos por la paleontóloga Mirjana Roksandic, ha propuesto cortar por lo sano y denominar gran parte de dichos fósiles con un nuevo nombre: Homo bodoensis.

🔍 Según esta investigación, H. bodoensis habría vivido hace 500.000 años en África y algunas regiones del sudeste de Europa. Además, añaden que representan a los antepasados directos de H. sapiens. Debemos tener en cuenta que dicho nombre acaba de ser puesto sobre la mesa. Por tanto, toca esperar a que la comunidad científica analice la propuesta y decida si este trazo sobre nuestro árbol evolutivo es válido o no. Puedes leer más sobre este tema aquí 👉 Experts name new species of human ancestor

🌍 La garrapata Hyalomma marginatum, una especie que puede transmitir el virus Crimea-Congo, se está desplazando hacia el norte de España debido al cambio climático. Hace 50 años estos artrópodos habitaban en las zonas más cálidas de España pero, debido al calentamiento global, estas regiones se han vuelto más secas. Como resultado, la población de garrapatas se ha desplomado en estos lugares… para crecer allí donde antes no existían pero sí encuentran unas mejores condiciones. Los expertos consideran que ya está presente en casi todo el norte del país, salvo en los lugares de montañas más fríos. También han hecho su aparición en países como Alemania, Austria, República Checa, Reino Unido y Noruega. El riesgo de su expansión consiste en su capacidad para transmitir dicha enfermedad, aunque para actuar como vectores deben tener el virus dentro y esto, por suerte, no es tan común. En España, se confirmó la presencia del virus en el año 2016 y de momento se han dado varios casos más que, por desgracia, han causado la muerte de tres personas. Lo cuentan en este artículo de El País 👉 La garrapata del virus Crimea-Congo se desplaza hacia el norte de España y Europa por el cambio climático

🌡 Más temas sobre cambio climático. A pesar del parón sufrido por la pandemia, la concentración de CO2 atmosférico ha marcado un nuevo récord en 2020. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), ha escalado hasta las 413 partes por millón. Una cifra que se quedará corta, ya que la propia OMM también ha anunciado que en 2021 volveremos a dar este titular. A mediados de este año, algunos observatorios ya marcaban la cifra de 419 partes por millón. Recordemos que antes de la Revolución Industrial, a mediados del siglo XVIII, el promedio mundial era de aproximadamente 280 ppm. Aquí podéis leer más sobre esta noticia 👉 El CO2 en la atmósfera marcó un nuevo récord en 2020 pese a la pandemia

🐬 El 27 de noviembre de 2011, una hembra de zifio fue hallada muerta en la costa del sur de Nueva Zelanda. Nihongore, bautizada así por la gente que la encontró, fue clasificada como una zifio de True (Mesoplodon mirus). Estos animales, que pueden medir hasta cinco metros de longitud y tienen el aspecto de un delfín, representan a esa extraña fauna que mora en los océanos y desafía a las profundidades para alimentarse. A pesar de su tamaño y que deben salir a la superficie para respirar, conocemos muy poco sobre ellos. Siempre se ha considerado que esta especie habitaba en aguas frías del hemisferio norte y sur. Estábamos equivocados. En realidad, se trata de dos especies separadas por las cálidas temperaturas ecuatoriales. Tras analizar la genética y morfología de ejemplares conservados en museos y archivos de los dos hemisferios, se ha podido determinar que zifios como la desafortunada Nihongore pertenecían en realidad a una especie no descrita: el zifio de Ramari (Mesoplodon eueu). Lo cuentan en esta noticia 👉 Marine Biologists Identify New Species of Beaked Whale

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.